Home
Somos una red amplia y pluralista de movimientos sociales, organizaciones populares, ecuménicas, de mujeres y derechos humanos, formaciones políticas y campañas en América Latina y el Caribe, África, Asia y el Pacífico. Actuamos junt@s para construir un movimiento global del Sur que luche por liberarnos de la dominación de la deuda externa reclamada a nuestros pueblos y reparar el inmenso costo humano provocado por su servicio y pago.
Con raíces en los movimientos de resistencia a la deuda que crecieron durante los años ’80, JUBILEO SUR se constituyó formalmente en la I Cumbre Sur-Sur, realizada en Sudáfrica en noviembre de 1999. Emergió en el seno de las campañas mundiales “Jubileo 2000” que, sin confesar ninguna religiosidad en particular, tomaban la noción judeo-cristiana de un año jubilar, cuando se cancelaban las deudas y se liberaban a las personas esclavizadas, para impulsar Justicia y un “comienzo nuevo” para los países endeudados del Sur.
Nos inspiramos en las numerosas formas de resistencia por las cuales la mayoría de la población mundial intenta conseguir y defender sus derechos humanos fundamentales y colectivos para tener una vida digna en armonía con la Naturaleza.
Expresamos un entendimiento común del concepto ‘Sur,’ que refleja criterios políticos e ideológicos además de geográficos y abarca a los oprimidos y excluidos en todo el mundo, reconociendo la existencia de sectores del ‘Norte’ en medio del ‘Sur’ así como de manera inversa. Desde ahí, buscamos fortalecer alianzas con todas aquellas personas, organizaciones y movimientos con quienes compartimos la utopía de un mundo solidario, equitativo, sustentable y de paz.
Nuestra misión:
  • Confrontar las raíces historias de la deuda y sus causas estructurales.
  • Promover alternativas duraderas de justicia economía, social y ecológica.
  • Desafiar y cambiar el discurso dominante sobre la deuda hacia el reconocimiento de su ilegitimidad para dar fuerza al movimiento colectivo y global del Sur contra la deuda.
  • Sensibilizar y afianzar un consenso popular sobre los costos humanos y la ilegitimidad de la deuda, dentro de y entre los movimientos sociales y políticos de los países del Sur.
  • Aportar a la construcción de la noción de pueblos acreedores del Sur de deuda históricas, sociales, ecológicas, climáticas, culturales, financieras y de géneros que deben ser reparadas.
  • Apoyar y desarrollar plataformas, agendas y campañas que impulsen la lucha contra la deuda externa y la dominación que ejerce, a nivel de cada pueblo y coordinada globalmente.
Nuestra perspectiva sobre la deuda:
La deuda externa de los países del Sur es ilegítima e inmoral. Ha sido pagada con creces varias veces. De hecho, un examen cuidadoso de los orígenes, desarrollo, efectos y consecuencias de esta deuda no puede llevarnos a conclusión alguna distinta. Por ende, rechazamos el saqueo continuo del Sur perpetrado por medio del servicio de una supuesta deuda que se debe.
La deuda externa es profundamente ilegítima, injusta e insustentable ética, jurídica y políticamente. Fue constituida sin ningún tipo de consulta a la sociedad y fuera de los marcos legales vigentes, favoreciendo solo a las elites y perjudicando a la mayoría de la población.
Los pueblos y los países del Sur somos en realidad acreedores de una enorme deuda histórica, social y ecológica. Esta deuda tiene que ser pagada y reparada para hacer posible un “nuevo comienzo”. En el espíritu del Jubileo, exigimos la restitución de lo que nos ha sido quitado injustamente y la reparación del daño perpetrado.
Denunciamos enérgicamente la concentración creciente de riqueza, poder y recursos en la economía mundial, como causa esencial del incremento de la violencia, la pobreza y el ‘endeudamiento’ del Sur. No puede eliminarse la extrema pobreza sin que se elimine la riqueza extrema. Por lo tanto, exigimos la erradicación de la riqueza extrema y del sistema vicioso que genera tales desigualdades. En este contexto, rechazamos la cobranza y el pago perpetuo de la deuda externa por ser una cuestión de vida o muerte para las millones de personas que son explotadas y excluidas en nuestras sociedades.
La acumulación de deuda externa en los países del Sur es producto de la crisis de ese mismo sistema y es utilizada para perpetuar el saqueo y dominación de nuestras naciones, muchas veces con la aquiescencia, sino la colaboración activa, de nuestras elites locales.
El sistema económico global neoliberal es destructivo y genocida en su funcionamiento y efectos. Las mujeres sufren desproporcionadamente sus consecuencias, como así también los niños, las niñas, las personas mayores y el ambiente. Una solución duradera al ‘problema de la deuda’ no puede ser encontrada por las mismas instituciones y sistema responsables por su creación. Ese sistema debe ser cambiado y puede ser cambiado.
En el proceso de enfrentar el ‘problema de la deuda’ y cambiar el sistema económico global neoliberal, debemos continuar desarrollando una comprensión cada vez mayor de los vínculos entre la deuda y otras problemáticas conexas tales como el comercio, las finanzas, la inversión, los patrones de consumo, la seguridad/soberanía alimentaria, la depredación ambiental y diversas formas de intervención y represión militar, antidemocrática y neocolonialista.
Muchos grupos y movimientos de la clase trabajadora y de pueblos empobrecidos y excluidos, así como también organizaciones, instituciones y formaciones políticas, en el Sur tanto como en el Norte, están comprometidos de diferentes maneras en la lucha para confrontar y transformar este sistema de dominación y debemos unirnos con ellos. Como Jubileo Sur, sumaremos nuestra voz y apoyo para fortalecer y formar alianzas y coaliciones enraizadas en las luchas históricas contra toda forma de opresión, en el marco y tradición de las luchas antiimperialistas.
La resistencia a la dominación sustentada en función de la deuda nos une como organizaciones y movimientos sociales en todo el Sur y nos provee una oportunidad histórica para organizarnos como parte de un movimiento más amplio. Como Jubileo Sur, nacimos y estamos enraizados en Africa, Asia y el Pacífico, Latinoamérica y el Caribe, pero nos extendemos a todos los que forman parte de este Sur histórico, político y ético, con la convicción de que ¡NO-debemos, NO-pagamos!, Somos los pueblos del Sur los verdaderos acreedores!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s